La presbicia y las lentes progresivas

655 81 71 60
La presbicia y las lentes progresivas

Cuando buscamos progresivos personalizados en Valencia son muchas las dudas que nos asaltan sobre su eficacia, forma de uso y otras cuestiones vinculadas a la presbicia. Aquí intentaremos resolver las consultas más habituales que hacen los pacientes sobre las gafas graduadas progresivas.

Lo primero que debemos hacer es definir la presbicia o lo que comúnmente se llama vista cansada. Se trata de un defecto visual que consiste en la disminución de la capacidad de enfoque de nuestro ojo. Fundamentalmente a consecuencia del paso de los años, el ojo comienza a tener dificultades para ver con nitidez objetos cercanos.  

Los síntomas propios de esta dificultad comienzan a manifestarse cuando nos cuesta leer textos con letras pequeñas, buscamos una mayor intensidad de luz cuando estamos leyendo o alejamos el texto de nuestros ojos para ganar nitidez. Lo habitual es comenzar a tener estos inconvenientes entre los 35 y 47 años y su intensidad dependerá de la actividad de visión próxima que llevemos a cabo.

Tal como nos recomiendan desde Visual Moda, frente a los primeros síntomas debemos acudir a un oftalmólogo para realizarnos un examen visual. Estos expertos nos recuerdan que retrasar el uso de las gafas en nada ayudará a evitar la presbicia ya que ésta es inevitable.

Los progresivos personalizados en Valencia son lentes que gracias a una geometría y un diseño especial proporcionan al usuario una solución completa a sus problemas visuales al permitir utilizar un solo equipamiento en todas las distancias: lejana, intermedia y próxima.  

Algunas de las alternativas a las gafas progresivas pero que no aportan todas las soluciones de estas últimas son las gafas con lentes bifocales, aquellas que tienen lentes monofocales y las gafas con lentes ocupacionales. 

haz clic para copiar mailmail copiado